Publicado el Deja un comentario

Una forma de vida

Imagen de Familia Escudero

La tradición, el esfuerzo y el compromiso en todos sus aspectos, tres ingredientes esenciales para obtener la máxima calidad en todos nuestros productos.

En 1852 Juan Escudero plantó las primeras hectáreas de viñedo sin imaginarse la inspiración que esto supondría para sus descendientes, una ruta que tras casi 170 años todavía sigue ampliando horizontes. Él fue capaz de transmitir a sus hijos y nietos el compromiso, el respeto y el amor hacia el viñedo y la naturaleza enseñándoles una lección que se ha convertido en la máxima de la familia generación tras generación: la tierra nos lo ofrece todo, es nuestra herencia y la de nuestros hijos, a los que queremos dejarles todo en las mejores condiciones posibles, incluso mejores de cómo la hemos encontrado; por lo que evitamos el uso de cualquier producto que dañe el equilibrio del ecosistema autóctono del viñedo y los suelos.

Cinco generaciones más tarde hemos combinado la tradición que corre por nuestras venas y la sabiduría de nuestros padres y abuelos, nuestro tesoro mejor guardado, con la investigación y el continuo desarrollo de nuevas técnicas de cultivo y elaboración lo que nos permite alcanzar el compromiso de calidad que mantenemos con el viñedo, con nuestros productos y con la confianza que los consumidores depositan en Familia Escudero.

Un camino largo repleto de aventuras y desventuras, alegrías y decepciones, éxitos y fracasos; muchos momentos difíciles de los cuales siempre hemos salido fortalecidos gracias a la pasión, el esfuerzo y la constancia en el trabajo para conseguir que el proyecto siga adelante y cumplir la promesa de ofrecer a todos nuestros clientes la tranquilidad de saber que nuestros vinos, cavas, aceites o vermouth siempre ofrecen la máxima calidad.

Un proyecto del que conocemos su inicio, avanzamos en su presente y deseamos conocer su futuro. Un futuro que afrontamos desde la libertad de cambio y adaptación a las nuevas necesidades de los consumidores, gracias a la gestión íntegra de todos procesos desde el cultivo hasta la comercialización de nuestros productos lo que nos facilita la adaptación y la rápida actuación bajo eventos inesperados.

Orgullos de nuestro pasado, enamorados de nuestro presente e ilusionados con el futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *