ORGULLOSOS DE NUESTRO PASADO, ENAMORADOS DE NUESTRO PRESENTE E ILUSIONADOS CON EL FUTURO.

Desde 1852

EL RESULTADO DE
UN LARGO CAMINO

LA FAMILIA

LA HISTORIA DE UNA FAMILIA ESCRITA POR EL VIÑEDO Y EL OLIVAR. UN RECORRIDO GUIADO POR LA PASIÓN POR EL VINO, EL ACEITE Y LA INQUIETUD POR ALCANZAR NUEVAS METAS.

Somos agricultores, viticultores y enólogos. Una familia marcada por los valores de la tradición, el respeto a la naturaleza y el compromiso con la calidad, enseñanzas transmitidas de padres a hijos. Nuestra meta: ofrecerte vinos, cavas, vermouths y aceites de oliva perfectos para disfrutar de cualquier ocasión.

Antonia Benito

Bodegas Escudero, grandes cavas y vinos de Rioja

Como ya imaginas, el camino ha sido duro pero no nos rendimos. Porque merece la pena. Porque sentimos lo que hacemos. Porque desde pequeñitos nos han enseñado que el vino es mucho más de lo que parece. No es solo una bebida. Es cultura. Es arte. Es el fruto de la unión entre el hombre y la naturaleza. Es el resultado del esfuerzo y dedicación constantes durante años. Pero sobre todo, dedicamos nuestra vida al vino porque es nuestra historia, porque nuestro bisabuelo, abuelo y padre cuidaron con todo su cariño las mismas viñas que hoy nosotros cultivamos y bebieron el vino de las mismas cepas. Un vínculo especial que une nuestra familia a lo largo de la historia, nos hace amar con pasión el campo y el vino, y nos motiva a tratar de hacerlo cada vez mejor.

Firma Benito Escudero
LA TRADICIÓN Y LA INNOVACIÓN SE FUNDEN PERFECTAMENTE CON LOS PILARES DE NUESTRA FILOSOFÍA: ESFUERZO, CONSTANCIA Y RESPETO. UN LEGADO QUE EVOLUCIONA SIN PERDER SU ESENCIA.
Benito Escudero con el botellero

Hace muchos, muchos años, en el pequeño pueblecito de Grávalos nuestro bisabuelo Juan comenzó a elaborar vino en una pequeña cueva excavada en la montaña. Con el tiempo, su hijo Amador se unió y la producción de vino fue aumentando, motivada siempre por la pasión que ambos sentían. En este hogar nació nuestro padre, Benito Escudero, que desde pequeño vio cómo su padre y abuelo trabajaban sin descanso, cultivaban el viñedo respetando la naturaleza y elaboraban los vinos con cariño y esmero.

Antonia y Angelines en la fachada de la bodega

Una infancia que motivó a Benito a estudiar en la Escuela de enología de Requena y posteriormente en la Escuela de enología de Villafranca del Penedés con el objetivo de aprender las últimas novedades en técnicas de cultivo y elaboración. Su curiosidad no acabó ahí, Benito quería descubrir los secretos que albergaban las bodegas francesas y partió en un viaje que le llevó a conocer las regiones vitivinícolas de Burdeos y la Champaña donde surgieron las ideas de sus futuros proyectos.

En la década de 1950 Benito regresó a casa con un objetivo claro. Pero el destino le tenía preparado un revés inesperado. Un accidente de moto estuvo a punto de acabar con sus sueños, pero luchó y consiguió salir adelante. La vida le había dado una segunda oportunidad y estaba decidido a aprovecharla. Él quería producir su propio vino espumoso siguiendo el método tradicional o Champenoise. Así que lo intentó. Una vez. Y otra. Y otra más. Hasta que lo consiguió. Había logrado elaborar su propio cava, siendo uno de los primeros bodegueros en formar parte de la D.O Cava. Por fin había logrado su sueño pero faltaba lo más importante, faltaba compartirlo contigo. Así que siguió esforzándose para que sus burbujas doradas te acompañen en todas las celebraciones.

Nosotros hemos heredado el espíritu de nuestro padre. Hemos aprendido que debemos esforzarnos para lograr lo que queremos. Hemos crecido con la misma pasión hacia el cuidado del viñedo y el respeto hacia la elaboración de vinos, cavas, vermouths y aceites de oliva. Por ello hemos decidido continuar con el proyecto familiar manteniendo vivo el legado de nuestro pasado y transmitiendo a nuestros hijos la misma pasión por el vino que nos inculcó nuestro padre. Un espíritu que nos hace luchar cada día por ser mejores y elaborar productos que te sorprendan, que te hagan disfrutar.

En este momento, contamos con 4 bodegas: Bodegas Escudero (Grávalos) dedicada a la elaboración de Cavas, Bodegas Vinsacro (Pradejón) donde se elaboran los vinos D.O.Ca. Rioja, Hacienda Logos (Castejón) y Bodegas Escudero (Monteagudo), estas dos últimas pertenecientes a la D.O. Navarra. Instalaciones que nos permiten elaborar una extensa gama de productos para satisfacer a todos los paladares. Queremos estar cerca de ti estés donde estés, por lo que puedes disfrutar de nuestros productos en más de 38 países alrededor de todo el mundo.

AÚN QUEDAN MUNDOS NUEVOS POR DESCUBRIR. MUNDOS CERCANOS O INACCESIBLES, PRÓXIMOS O DISTANTES. ESPACIOS VISIBLES E INVISIBLES, PRODIGIOS DE LA NATURALEZA Y LA IMAGINACIÓN.